.Basketspirit.com Tienda on-line especialista en baloncesto. Camisetas, zapatillas, balones, libros, complementos

Comparte este contenido en twitter:

 

Phil Jackson. Una leyenda de los banquillos. Parte 2. Etapa como jugador de la NBA

Puntuación: 
3

PHIL JACKSON: UNA LEYENDA DE LOS BANQUILLOSPhil Jackson, jugador de baloncesto antes que entrenador leyenda de la NBA
PARTE II: ETAPA COMO JUGADOR DE LA NBA
El gran culpable de la llegada a la NBA de Phil Jackson, fue Red Holzman, ojeador de los New York Knick, quién se maravilló del juego, y de los movimientos cerca del aro, que Phil desplegó en la Universidad de Dakota del Norte.

La adaptación a la liga no fue nada fácil, Holzman enseñó a  Jackson a ser un jugador de equipo, adquirió un conocimiento mayor de la dinámica del interna del baloncesto, quizás supongan las bases del trabajo desinteresado hacia el trabajo de equipo, que desarrollaría en los Bulls. “El poder del nosotros es más poderoso que el Yo”.

En sus primeras temporadas, saliendo desde el banquillo, destacó por el alto nivel de intensidad que mostraba en defensa, jugador correcto en ataque, y con gran capacidad para el rebote, le convirtió en uno de los favoritos de la afición neoyorkina.
Sin embargo, en Oakland, empezó a torcerse su carrera como jugador NBA, sufrió una grave lesión, que le supuso una hernia en dos vértebras, y que le obligó a pasar por el quirófano. Se perdió dos temporadas. En 1970, no pudo participar en la consecución de su primer anillo de campeón de la NBA.

Estas dos temporadas las empleó en seguir creciendo a nivel espiritual, no fue tarea fácil, tenía un gran sentimiento de culpa, culpa de su lesión, culpa del fracaso de su primer matrimonio, se divorciaría en 1972, del distanciamiento con su hija, o de abandonar su herencia espiritual.

Phil Jackson. Jugador de baloncesto con barbaUna vez recuperado de su grave lesión, formo parte del equipo de los Knicks que se alzó con el título de campeones de la NBA en 1973. Y lo hizo de forma activa, siendo uno de los reservas más cotizados, y valorados de aquella temporada. En ese equipo estaba una de las figuras que marcó el desarrollo de Jackson, Bill Bradley, alero titular, y futuro senador de EEUU, jugador que desnudó una de las grandes debilidades de Jackson, su falta de concentración. Desde entonces, Phil Jackson, empezó a encerrarse en un lugar apartado del vestuario, o pabellón, antes de los partidos, para realizar un trabajo de visualización, con el fin de no perder la concentración, tanto en partidos, como en los entrenamientos.

El viaje espiritual empezado, gracias a las conversaciones con su hermano Joe, fue adquiriendo mayor importancia en su vida, a mediados de los años setenta, empezó a ejercer de forma activa sentadas con un grupo de estudiantes de Montana. Phil Jackson, no tardó en extrapolar su filosofía zaZen a las canchas, con el objetivo de aclarar su mente. También a mediados de los años setenta conoció a la que sería su segunda esposa, June, con la que tuvo su segunda hija.

En 1978 llegó su traspaso a los New Jersey Nets, y algo hizo intuir a Phil Jackson, que el final de su carrera se estaba acercando, y es que el equipo al que iba a ir estaba repleto de jugadores jóvenes, y talentosos, y donde sus 33 años, y una espalda muy perjudicada no tenía cabida. Su nuevo entrenador, Kevin Loughgery, fue el que dio un paso adelante, y en una conversación con Phil Jackson, le propuso dar el salto a los banquillos, como entrenador ayudante. Durante los dos últimos años de su carrera Phil Jackson realizó un trabajo con los jóvenes en el día a día, favoreciendo su crecimiento, y sólo en ocasiones puntuales, se vestiría de corto, para jugar algún partido oficial.
En 1979, Kevin Loughgery planteó al manager de los Nets abandonar el banquillo, la petición fue rechazada, aunque el rol de Jackson iba adquiriendo mayor importancia, ahora era el encargado de sustituir a Kevin, si éste era expulsado en los partidos. El final oficial de su carrera como jugador de la NBA, coincidió con el fallecimiento de su padre, para Jackson fue liberador, supuso el inicio para alcanzar una plenitud personal sin tener sentimientos de culpa.

Por fin llegó la hora de dar el salto a los banquillos, donde el guerrero se convertiría en leyenda.

 

Phil Jackson. Jugador de baloncesto antes que entrenador en New York

 

 

Próxima entrega.
Miércoles  1 de Diciembre 2010

 

Por Alex Senra del Cerro
Entrenador Superior de Baloncesto
Colaborador residente JGBasket

Comparte este contenido en twitter:

ENCUENTROS EN LA SEGUNDA FASE:
Ideas para la progresión en la planificación físico, técnico-táctica en la competición de formación
 Ideas para mejorar en entrenamientos y partidos. 1ª parte / Estrategia, dirección de partido y detalles. 2ª parte / Cuidado del entrenador y planificación. 3ª parte. / Foco del entrenador. 4ª parte

10 años de baloncesto. JGBasket