.Basketspirit.com Tienda on-line especialista en baloncesto. Camisetas, zapatillas, balones, libros, complementos

Comparte este contenido en twitter:

 

Análisis grupos de la primera fase del Eurobasket Lituania. Grupo C. Bosnia, Croacia, Macedonia, Grecia, Montenegro, Finlandia.

Puntuación: 
3

Eurobasket 2011. LituaniaANÁLISIS DE LOS GRUPOS DE LA PRIMERA FASE DEL EUROBASKET LITUANIA 2011.
GRUPO C: Bosnia, Croacia, Macedonia, Grecia, Montenegro, Finlandia.

Otra de las selecciones sin nada que perder es la de Bosnia-Herzegovina, cuyo objetivo ya está cumplido con la presencia en este Eurobasket de Lituania. La suerte en el sorteo ha emparejado a esta joven selección junto a sus vecinos geográficos, lo cual puede ser un aliciente más que interesante a la hora de afrontar los partidos de forma más competitiva. Salvo sorpresa mayúscula nadie cree que puedan conseguir acceder a la segunda fase del torneo, al igual que otras selecciones el objetivo de los bosnios será el de ver crecer en este eurobasket a sus jóvenes promesas, encabezadas por el barcelonista, aunque cedido en la Lottomatica de Roma, Nihad Djedovic. No será el único joven al que se observará con lupa, será difícil verle de titular, pero Nemanja Gordic representa el futuro en el puesto de base de la selección.

Uno de los jugadores veteranos con más peso específico en el juego de los bosnios, Ratko Varda, se cae por lesión a última hora. Otra baja que supone una estocada importante a las escasas opciones del conjunto dirigido por Hadzic. Por lo que la responsabilidad ofensiva del equipo recae sobre el escolta anotador Henry Domercant, y Mirza Teletovic, convertido en uno de los mejores cuatros del continente, cuya eficacia en el tiro exterior determinará en gran medida los partidos que Bosnia ganará en esta primera fase. El resto del conjunto es bastante flojo, y no está a la altura de afrontar un reto tan importante como un Europeo.

Su fase de preparación se puede calificar como irregular, 2-4, es un balance justo con la calidad de plantilla que posee esta selección, cuyo destino parece estar escrito, siendo una de las eliminadas a las primeras de cambio.

Croacia se presenta como siempre en las grandes citas con un equipo bastante peligroso, compensado en todas sus líneas, y sin excesivas fisuras en su entramado táctico, tanto en el plano ofensivo, como en el defensivo. No es un equipo con el cartel de favorito, pero sin duda si son capaces de hacer bien las cosas pueden estar muy arriba en el Eurobasket. Como buen equipo balcánico sus jugadores perimetrales desbordan talento, y peligro desde el exterior, Marco Tomas, o Popovic conforman una línea exterior de garantías. A estos dos jugadores hay que sumar a un irreconocible de su paso por Madrid, y Murcia, Bogdanovic, cuyo salto como jugador le ha situado como uno de los aleros más codiciados de Europa. La baja de Ukic estará suplida por una de las grandes sorpresas de la última temporada, el nacionalizado Draper, cuyo estilo de juego (algo individualista), es imparable.

El baloncesto es un juego de equilibrios, y el que hay en esta selección entre el juego interior, y el exterior es digno de mención, Petrovic deberá tocar las teclas exactas para que el engranaje funcione a la perfección, dado que jugadores como Ante Tomic, Barac, o Markota necesitarán del balón para poder sentirse importantes en el juego croata. El nuevo fichaje de Unicaja, Zoric deberá demostrar el porqué de la apuesta del conjunto malagueño para hacerse con sus servicios. Muchísimos centímetros en la pintura, pero faltos de sangre, y carácter para imponer temor en defensa, a lo largo de la temporada hemos visto como Tomic, y Barac no son unos especialistas consumados en la defensa. En cuanto a Markota, la irregularidad, y falta de cabeza han marcado su carrera desde que debutó a nivel profesional.

Un buen trabajo en la fase de preparación nos invita a pensar que Croacia será una selección con un papel importante en este torneo, es el clásico equipo al que nadie quiere enfrentarse en un partido de cara o cruz, como pueden suponer unos cuartos de final. Talento balcánico, equilibrio en todas las posiciones, y juventud son las dosis necesarias para que el conjunto croata pueda soñar con hacer algo grande.

Macedonia se presenta como otra de las cenicientas del campeonato, y es que el equipo que presentará en Lituania, dista mucho del presentado por otras selecciones. Pero en la carrera por evitar ser el peor equipo del campeonato, puede partir con cierta ventaja respecto a otras selecciones. No olvidemos que en 2009 ya estuvieron a punto de meterse en cuartos de final. El bloque no ha cambiado en exceso desde aquella cita, todo el equipo gira en torno al nacionalizado Bo McCalebb, auténtica estrella del combinado macedonio, e ídolo del país, cuya implicación con la selección es mayor que la de algunos  jugadores nacidos en Macedonia. La defensa de este equipo es su punto más fuerte, a pesar de no contar con ningún especialista puro.

La vuelta de un ilustre como Vlado Ilievski supone un refuerzo de lujo para este combinado, la pareja que pueda formar junto a McCalebb puede ser de las que más corran del campeonato. Además el equipo se ha reforzado anímicamente con la presencia de este jugador, cuya carrera ha estado plagada de lesiones que le han impedido dar lo mejor de sí. Acompañando a esta pareja, Pero Antic, clásico jugador interior reacio a pegarse cerca de las inmediaciones del aro, y con una tendencia acusada, en parte por su veteranía, a abusar del tiro exterior.

Su fase de preparación no ha sido tan nefasta como se podía pensar, 3-5. Sin embargo el haber comenzado tan pronto su concentración puede resultar perjudicial para un conjunto bastante veterano, en el que los jóvenes no han comenzado (ni se espera) el cambio generacional que necesita este equipo. El no tener un anotador puro no implica que esta selección pueda dar algún que otro susto en la primera fase del campeonato.

¿Podrá Grecia reinventarse, y sobreponerse a las bajas?. La lista de jugadores ausentes es prácticamente interminable, desde los que ya se contaba con su baja (Papaloukas, Diamantidis, Tsartsaris), los que han terminado renunciando (Mavrokefalidis, Perperoglu, o Schortsanitis), o los lesionados (Spanoulis). Quizás todas las bajas puedan formar un equipo más competitivo que el que el combinado heleno va presentar en este Eurobasket. Sin embargo el mejor balance en esta fase de preparación lo presentan los griegos, 8-1, y es que hay cosas que no se pueden pasar por alto, y una de ellas es el carácter extremadamente competitivo que tienen estos jugadores.

Grecia ha tenido la suerte de tener un cuadro más o menos suave, lo cual permite soñar a este equipo en llegar a los cruces de cuartos de final sin renunciar a ninguna meta. Los juegos olímpicos pueden ser el premio gordo para este equipo si es capaz de dar la campanada. Un objetivo más que apetecible. La polémica suscitada a final de temporada no ha impedido que Bouroussis se convierta en el principal referente del juego heleno. Jugador efectivo a ambos lados de la pista, deberá controlar sus problemas con las faltas si no quiere dejar a su equipo sin su principal estrella, su recambio natural, Kostas Koufos se está erigiendo como un gran poste para el futuro de esta selección, se espera que dé un salto de calidad en este eurobasket de Lituania. Fotsis volverá a tratar de demostrar que la madurez le sienta perfectamente, y que eso se traduce en una eficacia mayor en el juego de su equipo, sobre todo en el plano ofensivo, donde su capacidad para alternar el juego cercano, y lejano al aro le convierte en una seria amenaza. Queda la incógnita en el puesto de base, los galones los asumirá Nick Calathes, excelente director de juego que ha crecido de manera considerable bajo las órdenes de Zeljko Obradovic, sin embargo llega algo renqueante, tras salir de una lesión esta misma semana. El vacío dejado por los pesos pesados de esta selección puede ser una losa que no ayude a desplegar todo el potencial que lleva en su interior.

La principal carencia de este equipo se encuentra en la línea exterior, huérfana de las características que antaño la convertían en demoledora, no hay jugadores capaces de desequilibrar en el 1x1, y sólo Zisis, o Vasileiadis suponen una amenaza desde el perímetro. El resto de jugadores aunque irán creciendo, son demasiado jóvenes como para asumir el liderazgo en los momentos complicados de los partidos. 

Montenegro se presenta con uno de los equipos más fuertes en el juego interior de la competición, la sola presencia de Pekovic puede resultar determinante para el devenir de esta joven selección, que todavía no ha dado muestras del potencial que atesora. La aparición de Omar Cook en la dirección ha supuesto un alivio para un equipo carente de un referente claro, y eficaz en la dirección de juego. Sin embargo debe ser capaz de aportar un punto más a la anotación de la selección montenegrina, dado que es una de las grandes debilidades de este conjunto, la falta de jugadores capaces de asumir las tareas en la anotación. Las posiciones de alero parecen estar cubiertas con el inconsistente Dasic (¿Qué versión veremos de este jugador?), y Vlado Scepanovic, un veterano de 36 años con una mano propia de los genios surgidos en la década de los 90 en los balcanes.

Otros viejos conocidos del baloncesto español aportarán sus centímetros al juego de Montenegro, Golubovic, o el reciente fichaje del Caja Laboral, Milko Bjelica, complementarán a la pareja de titulares, Pekovic, y Dragicevic, cuya capacidad de pase se complementa a la perfección con el poderío de Pekovic, maestro en saber aprovechar ese descomunal cuerpo que tiene en posiciones cercanas al aro, dado que su eficacia disminuye exponencialmente a medida que se aleja del mismo.

Su fase de preparación ha sido normal, sin grandes novedades, ni sorpresas destacables. Serán capaces de alcanzar la segunda fase con total seguridad, pero, ¿serán un equipo capaz de aguar la fiesta a otras selecciones en la segunda fase?.

 Tras muchos años de ausencia del panorama internacional, la selección de Finlandia regresa de nuevo a una competición oficial de primer nivel continental. Un magnífico preeuropeo certificó la asistencia de este grupo que se presenta en Lituania sin nada que perder, y con mucha ilusión, y confianza, ingredientes básicos para poder ser una de las sorpresas de este campeonato. El equipo tiene grandes carencias, especialmente en el juego interior, donde Mottola acusa el paso del tiempo, y donde no hay jugadores que aporten anotación al equipo. El rebote será otro de los puntos que deberán controlar si quieren hacer algo relevante en el torneo, y es que este equipo tampoco destaca especialmente por su altura. Por último hay que sumar la falta de un director de juego puro, que se encargue de organizar el talento de los jugadores de perímetro.

Rannikko se encargará de ser una amenaza desde posiciones lejanas, que lástima que este jugador cargado de talento no sea capaz de dirigir a su equipo, en la dirección veremos a un jugador que puede estar bajo la lupa de varios equipos importantes de Europa, Petteri Koponen, velocidad, y capacidad anotadora forjada en Estados Unidos. Por último destacar al nacionalizado Shawn Huff, peligroso por su versatilidad, y por la facilidad para alternar su juego en las posiciones de 3, y 4. Cuidado con esta selección, que a pesar de llevar ausente del panorama continental muchos años, ha dejado una gran imagen en este último mes y medio de preparación.  
 

Por Alex Senra del Cerro.
Entrenador superior baloncesto
Analista JGBasket

Comparte este contenido en twitter:

Contenido popular


ENCUENTROS EN LA SEGUNDA FASE:
Ideas para la progresión en la planificación físico, técnico-táctica en la competición de formación
 Ideas para mejorar en entrenamientos y partidos. 1ª parte / Estrategia, dirección de partido y detalles. 2ª parte / Cuidado del entrenador y planificación. 3ª parte. / Foco del entrenador. 4ª parte

10 años de baloncesto. JGBasket