.Basketspirit.com Tienda on-line especialista en baloncesto. Camisetas, zapatillas, balones, libros, complementos

Comparte este contenido en twitter:

 

Leyendas de la NBA que no alcanzaron la gloria de conseguir el anillo de campeón de la NBA.

Puntuación: 
5

Leyendas NBA sin anillo de campeones. John Stockon, Charles Barkley, Rick PitinoLEYENDAS DE LA NBA QUE NO ALCANZARON LA GLORIA DE CONSEGUIR EL ANILLO DE CAMPEÓN DE LA NBA

La actual NBA cuenta con nada más y nada menos que 30 franquicias, la estructura empresarial tejida en torno a esta liga hace que la igualdad entre todas ellas sea relativamente la misma, siempre habrá algunos equipos con más poder que otros, sin duda, pero las diferencias no pueden agrandarse más de las que existen hoy en día, es más, sólo en esta liga, la lotería del Draft es capaz de convertir el peor equipo en el mejor la siguiente temporada, recuerden los Spurs antes, y después de la llegada de Tim Duncan. La competitividad entre todas ellas es máxima, el objetivo final es el mismo, lograr entrar en el Olimpo de la inmortalidad, para ello es imprescindible conseguir ganar el campeonato, y obtener el codiciado anillo que les acredita como campeones de la NBA. En esta liga juegan, o han jugado en algún momento los mejores jugadores del planeta, y sin duda jugarán las estrellas del futuro. Muchos aficionados recuerdan cada entrega del trofeo de campeón, y siempre lo asocian a una gran leyenda, Michael Jordan, Magic, Larry Bird, Kobe Bryant, Olajuwon, Russell, West, o Isiah Thomas. Sin embargo, por el camino se han quedado grandísimos jugadores que pasarán a la Historia de este deporte, incluso son o serán miembros del prestigioso Hall of Fame, que no han tenido la fortuna de alcanzar la gloria, y obtener el anillo de campeón de la NBA. A lo largo de este artículo repasaremos jugadores, y entrenadores en cuyo palmarés deportivo no aparece reflejado que hayan conquistado este codiciado trofeo.

En 1948 se fundó  la NBA, gracias a la fusión de la BAA, y la NBL. En sus primeros años, la nueva liga contó con 17 franquicias. Con el paso de los años, y hasta la década de los años 70, muchas de las estrellas de la liga no fueron capaces de doblegar a los auténticos dominadores de estos años, los Lakers de Jerry West, y los Celtics, del mítico Bill Russell. Jugadores como Dave Bing, base de los Detroit Pistons, Nate Hurmond, de Cleveland, y uno de los primeros grandes postes de color de la liga, o el mítico Lenny Wilkens, cuya camiseta está retirada por los Sonics, trataron de obtener el anillo de campeón de la NBA durante la década de los 60, sólo Wilkens conseguiría obtenerlo años más tarde, pero como entrenador. En el año 1967 se fundó la mítica liga ABA, que pujaba con la NBA por obtener a los jugadores más talentosos del momento. La liga duró tan sólo 9 años, hasta 1976. En este breve periodo de tiempo pasaron grandes jugadores, que dieron el salto posteriormente a la NBA tras la disolución de la ABA. Nombres como los de Connie Hawkins, alero de Suns, Lakers, y miembro de los Harlem Globber Trotters, Louie Dampier, cuya carrera se desarrolló en los Spurs, tanto en ABA, como NBA, George Gervin, uno de los máximos anotadores de la NBA defendiendo la camiseta de los Spurs, y que pasó fugazmente por el TDK Manresa, o el pívot de 2,18 Artis Gilmore, que formó parte de los Bulls en los primeros años de Jordan en la liga, forman parte de la Historia de la ABA, pero también de la NBA, todos ellos formaron parte de los All Star. No nos podemos olvidar del mítico Pete, the Pistol, Maravich, cuyo inmenso talento no fue suficiente para lograr el campeonato de la NBA, uno de los pocos jugadores que tiene retirada su camiseta con dos equipos, los Utah Jazz, y New Orleans. Otra de las grandes figuras de la NBA que se ha retirado sin obtener su anillo de campeón fue Bob Lanier, uno de los postes más determinantes de su época, cuya camiseta con el número 16 también fue retirada por dos franquicias,  los Detroit Pistons, y los Milwaukee Bucks. Otra de las estrellas de esta década fue Rudy Tomjanovich, alero de los Houston Rockets, y 5 veces all star, con los que obtendría dos anillos de campeón, pero esta vez desde el banquillo.

La disolución de la ABA, los posteriores drafts de expansión, y la nueva política de Marketing llevada en la NBA con el comisionado David Stern al frente, permitieron que la NBA adquiriese una nueva dimensión. El número de franquicias aumentó hasta los 22 equipos en 1976. Ya a finales de la década de los 80, y con Stern al frente el número de franquicias era de 27. La globalidad de la liga a lo largo de todo el mundo era máxima. El número de aficionados creció de manera exponencial, y muchos de ellos se engancharon por primera vez a la NBA en esta época. A lo largo del final de la década de los 70, y toda la del 80 pasaron por la liga grandísimos jugadores que tuvieron que retirarse sin un anillo de campeón.

La llegada de los Spurs a la NBA, procedentes de la ABA, trajo consigo la llegada de uno de los más grandes, Alvin Robertson, cuyos mejores años como jugador los pasó en los Spurs, y en los Bucks. El mítico Reggie Theus, completó una dilatada carrera sin obtener el anillo, a su retirada casi alcanzó la barrera de los 20000 puntos en la NBA. Y como olvidar al dos veces máximo anotador de la NBA, Adrian Dantley, 6 veces all star, y cuya camiseta cuelga del pabellón de Utah, una leyenda que abandonó los Pistons justo antes de que consiguiesen el campeonato en el año 1989. Un 8 veces all star como Alex English también se retiró sin su merecido anillo de campeón, una década en Denver inolvidable que nos dejó la huella imborrable de la pareja que formó junto a Kiki Vandeweghe. Algunos de los jugadores interiores más potentes de esta época sin su anillo son el inolvidable poste de Utah, Mark Eaton, o Larry Nance, cuyos Cavaliers chocaron una y otra vez ante unos Bulls donde jugaba su mayor pesadilla, Michael Jordan. Larry formó junto al base Mark Price una de las primeras parejas que plasmaba sobre la pista una gran conexión a la hora de interpretar el juego.

A mitad de la década de los 80, y a lo largo de los años 90 irrumpieron grandes estrellas en la NBA, la globalidad de la liga seguía aumentando, y la popularidad de muchos de ellos se disparó. Aparecieron los primeros casos de jugadores que dieron el salto directamente a la NBA sin pasar por la Universidad. Mientras los Bad Boys dominaban sobre la pista, los Bulls de Jordan estaban cimentando los pilares de las dinastías que posteriormente fueron construyendo en la década de los 90. Sólo los Rockets, y los Spurs pudieron evitar que Chicago acaparase todos los anillos. Sin duda grandes jugadores, estrellas, y leyendas de este deporte vivieron esta época bajo la sombra del reinado de Air Jordan.

Como entrenador ha sido un reflejo de lo que fue como entrenador, y es que Nate McMillan, fue uno de los defensores más duros de la liga, alcanzó las finales con los Sonics, pero no fue capaz de frenar a un Jordan imparable. Su camiseta está retirada por los Sonics. Su muerte en 1993 cortó en seco una de las carreras más brillantes de la Historia, en la NBA comenzaba a ser considerado como lo que era, una estrella, Drazen Petrovic al frente de los Nets nos dejó para el recuerdo actuaciones memorables pero no obtuvo el anillo. Antes de la llegada de Nowitzki a la NBA, otro alemán abrió camino, Detlef Schrempf, uno de los mejores sextos hombres que han pasado por la liga. Como olvidar al alcalde de la ciudad de Sacramento, Kevin Johnson, con los míticos Phoenix Suns, junto a Dan Majerle conformaba una de las líneas exteriores más potentes de la NBA. Pero hablar de Phoenix es hablar del gran Charles Barkley, leyenda de la liga, cuya camiseta está retirada por Philadelphia, y Phoenix. 11 veces all star, 5 veces en el mejor quinteto de la liga, seleccionado entre los 50 mejores jugadores de la Historia, un oro olímpico, pero ningún anillo de campeón en su extenso palmarés.

Si hay una lista con los mejores cinco postes de la historia, seguramente Patrick Ewing figure en ella. Leyenda desde su etapa universitaria, su periplo por la liga le llevó a ser 11 veces all star, y obtener un oro olímpico, sus enfrentamientos junto a John Starks, frente a los Bulls alcanzaron la categoría de leyenda, pero siempre las victorias caían del lado del equipo de Illinois. Otra leyenda de la conferencia Este estaba en los Atlanta Hawks, Dominique Wilkins, nos deleito con sus vuelos a lo largo de la década de los 80, y de los 90, sus duelos en el concurso de mates con Jordan han pasado a la historia, implacable anotador, fue 9 veces all star, tuvo que emigrar a Europa para obtener la gloria de conseguir el máximo título a nivel colectivo, la Euroliga.  En una lista de jugadores talentosos no podría faltar el menudo jugador Tim Hardaway, 5 veces all star, que militó en los Warriors, y Heat. El rookie del año en 1988 fue otro base, Mark Jackson, un genio que disfrutó de sus mejores años en la gran manzana, y en los Pacers, y que tampoco fue capaz de obtener su anillo de campeón.

Ya han aparecido en este artículo algunas parejas de jugadores que marcaron una época en la liga, pero la mejor de todas, y más famosa fue la Karl Malone, y John Stockton, dos leyendas que se toparon contra la mejor versión de los últimos años de la dinastia 2.0 de los Bulls. Se quedaron a las puertas de la gloria en dos finales, junto a ellos el incombustible, Jeff Hornacek, jugador de equipo solidario en las tareas colectivas, y mortal desde el perímetro. Uno de los casos más injustos del baloncesto, de hecho Karl Malone no renunció al sueño del anillo, firmando en unos Lakers de lujo, junto a Bryant, O´Neal, o Payton, el destino volvió a ser caprichoso, otra final perdida, esta vez contra los Detroit Pistons.

El último caso de leyenda de la década de los 90 que se quedó sin su merecido anillo fue Reggie Miller, el escolta de los Indiana Pacers, y segundo mejor triplista de la Historia de la NBA tras Ray Allen. Un jugador fino, y elegante, que además de ser una leyenda en la pista, fuera de ella logró el reconocimiento por parte de todos los estamentos del mundo del baloncesto. Actualmente desempeña las funciones de comentarista en la televisión americana.

Llegados al siglo XXI, nos encontramos con una serie de jugadores con una dilatada carrera en la NBA, los años pasan, y la temida retirada cada vez se encuentra más cerca. La obsesión de todos ellos es la misma, poder decir que han conseguido su anillo de campeón. En este nutrido grupo nos encontramos nombres como los de Gilbert Arenas, Vince Carter, Allen Iverson, Grant Hill, o el dos veces MVP, Steve Nash. Otras grandes estrellas de la liga todavía tienen tiempo más que suficiente para alcanzar este sueño, incluso algunos han rebajado sus salarios para poder formar juntos auténticos equipazos, los pioneros fueron los Boston Celtics, que con su Big Three alcanzaron la gloria ante los Lakers en 2008. El ejemplo de jugadores como Garnett, Pierce, o Allen fue el motivo de unión de Bosh, y Lebron James en Miami, junto al ya campeón Dwayne Wade. Los nombres de Deron Williams, Dwight Howard, Joe Johnson, Kevin Durant, Carmelo Anthony, o Derrick Rose tratarán en próximas ediciones de alcanzar la gloria con sus equipos, sin embargo no todos ellos ganarán el anillo de campeón, sólo el tiempo determinará qué jugadores podrán ser recordados, además de por su excelente trayectoria, por haber obtenido el codiciado anillo de campeón de la NBA.

No podíamos terminar este artículo sin un recordatorio a las leyendas del banquillo, entrenadores históricos que no pudieron obtener con sus equipos el campeonato de la NBA. Una trayectoria de 23 años en la mejor liga del mundo, y dos galardones como mejor entrenador del año, no permitieron que Gene Shue lograse ningún anillo, ni con los Sixers, ni Clippers pudo conseguirlo. Otro histórico de los banquillos fue Doug Moe, siempre polémico, será recordado por los aficionados por el juego ultra ofensivo realizado con los Denver Nuggets de la década de los 80, además también obtuvo el galardón como mejor entrenador de la NBA en la temporada 1987-1988. Nadie puede olvidar a otro ilustre de los banquillos, el gran Hubie Brown, Atlanta Hawks, New York Knicks, o los Memphis de Pau Gasol, tuvieron la fortuna de contar con sus servicio, en su palmarés no aparece ningún título colectivo, pero sí dos galardones como mejor entrenador de la temporada.

Si hay una franquicia con el que el destino merece ser justo, esa es la de Utah Jazz. Dos técnicos han marcado el destino de Utah desde 1981, Frank Layden, y Jerry Sloan. El primero de ellos estuvo al frente del equipo durante 7 temporadas, en las que vio nacer a la pareja formada por Malone, y Stockton, tras su renuncia al banquillo decidió asumir las funciones de General Manager de la franquicia, cargo que ocupa desde 1988 hasta el día de hoy. Su sucesor tuvo un final muy amargo, con una precipitada renuncia al banquillo en 2011, los problemas internos dentro del equipo condenaron a Jerry Sloan, cuyos números difícilmente serán igualados por ningún entrenador, incluido su sucesor en el cargo Tyron Corbin.

En esta recopilación no podíamos olvidarnos de tres técnicos que superan los 1000 partidos en la NBA, el primero de ellos es Del Harris, con Houston rozó el anillo al perder la final del año 1981, y estuvo a punto de volver a alcanzarlas con los Lakers en la temporada de 1997. Todo el mundo recuerda las dos épocas en las que George Karl estuvo al frente del Real Madrid, lo que poca gente no recuerda es la impresionante trayectoria de este veterano técnico, con más de 1700 partidos en la NBA, y uno de los pocos entrenadores con más de 1000 victorias en su haber. Su labor al frente de las franquicias de Seattle, o de Denver le ha permitido ser reconocido como entrenador principal en cuatro ediciones del all star. El gran Don Nelson saboreó las mieles del triunfo al conseguir con Boston su anillo de campeón de la NBA, sin embargo en más de 20 temporadas en la liga como entrenador no ha sido capaz de obtener el codiciado anillo, a sus espaldas más de 2400 partidos en la mejor liga del mundo.

Sin la trayectoria tan dilatada de estos mitos de los banquillos, en la actualidad nos encontramos con unos cuantos entrenadores, ya con bastante experiencia en la Liga, que todavía tratar de luchar por obtener el título de campeón de la NBA, es el caso del nuevo entrenador de Ricky Rubio en Minnesota, Rick Adelman, cercano a las 1000 victorias, siempre será recordado por ser el artífice del juego de los Sacramento Kings que maravillaron al mundo baloncestístico a finales de los 90, y principios del siglo XXI. Actualmente en el paro, Mike Dunleavy sigue sonando con fuerza en cada banquillo que se queda disponible en la NBA, siempre al frente de equipos menores, salvo su etapa en Lakers, es otro clásico de la NBA, fue reconocido en 1999 como entrenador del año. Flip Saunders siempre llevará a sus espaldas la losa de no haber obtenido mejores resultados con unos Timberwolves incapaces de superar la primera ronda de play off, a pesar de contar con jugadores como Kevin Garnett, Marbury, o Leattner. Actualmente trata de reconducir la franquicia de los Wizards. En el último Eurobasket, hemos visto al frente de la selección de Ucrania a otro clásico como Mike Fratello, sin duda recordado por su etapa al frente de Atlanta Hawks.

Sin duda son muchos los jugadores, y entrenadores que han merecido obtener el reconocimiento de haber logrado el anillo de campeón de la NBA. Muchas leyendas no fueron capaces de conseguirlo, pero no por ello caerán en el olvido de todos los aficionados al baloncesto.

 

Leyendas NBA sin anilla. Repaso histórica

 

Por Alex Senra del Cerro
Gabinete comunicación JGBasket

Comparte este contenido en twitter:

ENCUENTROS EN LA SEGUNDA FASE:
Ideas para la progresión en la planificación físico, técnico-táctica en la competición de formación
 Ideas para mejorar en entrenamientos y partidos. 1ª parte / Estrategia, dirección de partido y detalles. 2ª parte / Cuidado del entrenador y planificación. 3ª parte. / Foco del entrenador. 4ª parte

10 años de baloncesto. JGBasket